DERIVACIONES DE RESPONSABILIDAD TRIBUTARIA

 

Si ha llegado a esta página porque usted está buscando un profesional que pueda ayudarle porque Hacienda le está intentando derivar la responsabilidad tributaria de un tercero sepa que le podemos ayudar.

Soy el abogado indicado para usted y le voy a explicar la razón:  

NOSOTROS ESTAMOS ESPECIALIZADOS EN FISCAL AL 100%

 SOLO LLEVAMOS PROCEDIMIENTOS TRIBUTARIOS

Por eso somos los abogados que necesitas si te han derivado la responsabilidad tributaria: porque defendemos de forma  habitual este tipo de procedimientos. A modo de ejemplo, estos son los tipos de casos que llevamos: 

Sucesiones de empresa 

Serían los casos en los casos en lo que un contribuyente que tiene un negocio traspasa la actividad del mismo a otra sociedad. Las razones lo que lo hacen no siempre son fiscales, a veces puede suceder que hay problemas entre socios o una mala gestión previa. Este tipo de casos son frecuentes. 

La LGT determina en el articulo 42 que serán responsables solidarios  «las que sucedan por cualquier concepto en la titularidad o ejercicio de explotaciones o actividades económicas, por las obligaciones tributarias contraídas del anterior titular y derivadas de su ejercicio»

DERIVACIONES AL ADMINISTRADOR POR NO HABER SIDO DILIGENTE

A veces sucede que la administración tributaria deriva la responsabilidad porque existen deudas tributarias incobrables en una sociedad y considera que el administrador no fue lo suficientemente diligente para intentar liquidarlas. Este es uno de los supuestos más comunes. Nosotros hemos llevado bastantes casos de este tipo, de forma exitosa. En este punto, cabe decir que la norma es muy puntillosa y si si se es muy minucioso en la exposición de los hechos puede llegar a demostrarse la inaplicabilidad del precepto. 

El articulo 42 determina que responderán solidariamente «b) Los administradores de hecho o de derecho de aquellas personas jurídicas que hayan cesado en sus actividades, por las obligaciones tributarias devengadas de éstas que se encuentren pendientes en el momento del cese, siempre que no hubieran hecho lo necesario para su pago o hubieren adoptado acuerdos o tomado medidas causantes del impago«. Vemos en definitiva que la norma es muy precisa y a veces no se cumplen todos los requisitos para que exista este tipo de responsabilidad. 

DERIVACIONES POR HABER HECHO «MAQUINACIONES FRAUDULENTAS» PARA EVITAR EL PAGO. 

Este tipo de casos también los estamos defendiendo. Serían aquellos supuestos en los que los dueños reales, administradores de hechos, crean estructuras complejas para intentar ocultar sus bienes y de este modo evitar que la administración pueda cobrar. Para que este tipo de responsabilidad de tipo subsidiaria opere es preciso que previamente se haya declarado fallidos a los deudores principales y solidarios. Se trata de un precepto que suele aplicar la administración tributaria con cierto abuso, de modo que los tribunales están anulando con frecuencia este tipo de actos de derivación. 

La realidad es que la LGT está llena de preceptos que, si se detecta un fraude, pueden llegar a ser utilizados por la administración tributaria por lo que hay que ser muy cautelosos a la hora de intervenir en cualquier tipo de negocios. 

Así, por ejemplo, el articulo 42.1.a) LGT determina que son responsables solidarios «a) Las que sean causantes o colaboren activamente en la realización de una infracción tributaria. Su responsabilidad también se extenderá a la sanción». Y más, adelante, se enumeran más supuestos: 

a) Las que sean causantes o colaboren en la ocultación o transmisión de bienes o derechos del obligado al pago con la finalidad de impedir la actuación de la Administración tributaria.
b) Las que, por culpa o negligencia, incumplan las órdenes de embargo.
c) Las que, con conocimiento del embargo, la medida cautelar o la constitución de la garantía, colaboren o consientan en el levantamiento de los bienes o derechos embargados, o de aquellos bienes o derechos sobre los que se hubiera constituido la medida cautelar o la garantía.
d) Las personas o entidades depositarias de los bienes del deudor que, una vez recibida la notificación del embargo, colaboren o consientan en el levantamiento de aquéllos.

Pero los supuestos no terminan ahí, porque el artículo 43 añade otros supuestos de responsabilidad subsidiaria en los siguientes supuestos:

«g) Las personas o entidades que tengan el control efectivo, total o parcial, directo o indirecto, de las personas jurídicas o en las que concurra una voluntad rectora común con éstas, cuando resulte acreditado que las personas jurídicas han sido creadas o utilizadas de forma abusiva o fraudulenta para eludir la responsabilidad patrimonial universal frente a la Hacienda Pública y exista unicidad de personas o esferas económicas, o confusión o desviación patrimonial. La responsabilidad se extenderá a las obligaciones tributarias y a las sanciones de dichas personas jurídicas

h) Las personas o entidades de las que los obligados tributarios tengan el control efectivo, total o parcial, o en las que concurra una voluntad rectora común con dichos obligados tributarios, por las obligaciones tributarias de éstos, cuando resulte acreditado que tales personas o entidades han sido creadas o utilizadas de forma abusiva o fraudulenta como medio de elusión de la responsabilidad patrimonial universal frente a la Hacienda Pública, siempre que concurran, ya sea una unicidad de personas o esferas económicas, ya una confusión o desviación patrimonial».

Se aprecia que Hacienda tiene muchas herramientas para intentar derivar la responsabilidad. Esto que es una gran ventaja para ella, también puede ser un inconveniente porque es frecuente ver que escogen de forma deliberada aplicar supuestos de responsabilidad que tienen peor encaje que otros lo que puede provocar la nulidad de los acuerdos de derivación. 

EMBARGOS POR DEUDAS CON ADMINISTRACIONES EXTRANJERAS

En el ámbito de la UE es posible que una administración tributaria de un Estado pida ayuda a otro Estado para poder cobrar deudas fiscales. Es algo que la mayoría de los contribuyentes desconocen pero sucede cada vez con más frecuencia. En realidad existen motivos tasados para poderse defender, pero le digo una cosa: con un buen equipo de abogados tributaristas que estén radicados en ambos estados, derrotar a la administración a veces es posible. De hecho, nosotros hemos logrado, SIEMPRE dentro de la más estricta legalidad, anular deudas por importes millonarios. 

La clave es entender las características del procedimiento tributario y saberlo utilizar, aprovechando todas las garantías que ofrece al contribuyente. Y siempre: NO RENDIRSE. Hay que luchar dentro de la legalidad, INSISTIMOS, hasta agotar todos los recursos posibles.

EMBARGOS DE PARTIPACIONES POR DEUDAS DEL SOCIO ACORDANDO PROHIBICIONES DE DISPONER SOBRE INMUEBLES. 

Es un caso muy común en el que el contribuyente, generalmente persona física, a pesar de que tiene importantes deudas tributarias a nivel personal, resulta que tiene una sociedad que es propietaria de un inmueble. En estos casos, la LGT habilita para acordar la prohibición de vender los inmuebles, de modo que no podrá venderse el mismo sin que previamente se liquide la deuda tributaria. Nosotros hemos llevado este tipo de casos, y hemos logrado anular este tipo de embargos. Los motivos por lo que lo logramos son muy variados: prescripción, anulación de la deuda originaria, etc. La clave es siempre la misma: luchar interponiendo todos los recursos posibles hasta que ya no pueda hacerse nada más. 

 

LE ANIMAMOS A QUE SE PONGA EN CONTACTO CON NOSOTROS 

Déjenos sus datos, le llamaremos.

1 + 4 =

CONSEJOS PARA EVITAR UNA DERIVACION DE RESPOANBILIDAD 

A cualquier cliente que acude a nuestro despacho y nos pide consejo acerca de cómo pueden evitarse situaciones de riesgo que pudieran provocar una derivación de responsabilidad por deudas tributarias, siempre le damos este tipo de consejos:

1.- CUIDADO CON PONERSE DE ADMINISTRADOR DE EMPRESAS DE TERCEROS. A veces sucede que el cliente, algunas veces por hacer un favor a alguien, otras por otras razones, decide ponerse al frente de sociedad que en realidad él no gestiona. Este tipo de situaciones son realmente peligrosas y pueden provocar situaciones calamitosas para el administrador. Nosotros hemos podido contemplar como personas que no eran conscientes del peligro que corrían, de la noche al a mañana, se han visto involucradas o han sufrido derivaciones de responsabilidad por importes de cientos de miles de euros, delitos fiscales, etc. Nuestro consejos es que procure evitar este tipo de situaciones, especialmente si no tiene experiencia en gestión de sociedades. 

2.- EVITE LA GESTIÓN «CUTRE» DE LA SOCIEDAD. A lo largo de los años hemos podido analizar casos en los que apreciaba a simple vista una gestión contable totalmente nefasta de sociedad. Tanto a nivel fiscal como contable. Casos de confusión total de patrimonios entre sociedades y personas. Contabilidades hechas sin ningún tipo de respaldo documental. Asientos contables hechos sin ningún rigor. En definitiva, una dejación total. En este tipo de contexto, si posteriormente surge algún problema fiscal, luego es muy complicado defenderse y tratar de dar una salida apropiada a los problemas. En definitiva: lleve la contabilidad del negocio con total rigor, contando con todos los soportes documentales que sean precisos y rodéese de profesionales competentes que velen porque esté todo bien hecho. 

3.-  EVISTE UNA INDEBIDA GESTIÓN EN EL REGISTRO MERCANTIL. Todavía nos encontramos con sociedades que presentan un total abandono en el registro mercantil de modo que se aprecia que llevan años sin presentar las cuentas anuales, ni diligenciar la contabilidad. Nuevamente, se trata de un error muy grave que puede dejar expedita la vía a Hacienda, e, incluso otros acreedores, para que puedan reclamar al administrador. 

4.- CUIDADO CON LA NO PRESENTACION DE IMPUESTO DE SOCIEDADES, IVA, y otros tributos. Igualmente, dejar la sociedad «tirada» en Hacienda puede desembocar en un problema grave para el administrador que conste. En estos casos, el administrador no puede consentir que la entidad quede abandonada. Debe, por lo tanto, tomar cartas en el asunto, y si, resulta imposible, dimitir de su cargo. 

5.- CUIDADO CONO ENTRAR LA ENTIDAD EN FASE DE LIQUIDACIÓN. Otro error grave es el de no declarar la empresa en fase de liquidación y nombrar un liquidador, tan pronto se aprecie que la empresa no a continuar su actividad. La norma mercantil es muy clara y establece esta obligación. Por lo tanto, si el administrador no hace nada al respecto, puede incurrir en responsabilidad. 

6.- CUIDADO NO REALIZAR TODAS LAS GESTIONES PERTINENETES PARA RECLAMAR CRÉDITOS VENCIDOS. Uno de los supuestos más frecuentes de derivación de responsabilidad es el no hacer todo lo posible para pagar las deudas fiscales de la empresa. Por lo tanto, es necesario que la sociedad intente hacer todas reclamaciones posibles para poder justificar a la administración que se hizo todo lo que se pudo, o incluso, que la sociedad no es fallida, ni completamente insolvente. 

7.- TAN PRONTO LA EMPRESA NO SEA VIABLE, DEBE INSTAR LA DECLARACIÓN DE CONCURSO DE ACREEDORES. Este es un consejo es fundamental. Si se está dando cuenta de que la sociedad no va a poder hacer frente a las deudas que se están generando, también las fiscales, debería acudir inmediatamente a un abogado mercantilista para iniciar un procedimiento concursal. Esta precaución debe también tenerse en cuenta si la empresa entra en pérdidas. Es un grave error no hacer nada en este punto: cuanto antes de el paso, más probabilidades tendrán los responsables de la empresa de salvar su patrimonio personal. 

8.- NO DEFENDERSE A NIVEL TRIBUTARIO  NI LABORAL NI BUSCAR CONSEJO CUANDO NO PUEDEN HACERSE FRENTE A LOS PAGOS. No haga lo que algunos hacen consistente en no declarar sus impuestos y empezar a cometer fraudes, por el hecho de que no puede pagar sus impuestos. Es mejor intentar hacer todo bien, pedir aplazamiento de los pagos por dificultades de tesorería si no puede hacer frente ni obtiene garantías. También si estas administraciones no le hacen caso a la primera, debe intentar recurrir a otras instancias para intentar defender sus derechos. Mi consejo es que evite dejar los procedimientos en situación de abandono, convirtiendo todas las actuaciones administrativas en firme e inatacables. Lo mejor es que se defienda todo lo que puede, siempre dentro de la ley. 

9.- BUSQUE UN EQUIPO QUE LE DE UNA VISIÓN CONJUNTA DE SU PROBLEMA TOTALMENTE LEGAL. La clave es que todo lo que le acabamos de decir, un profesional se lo explique personalmente y, analizando su caso concreto, le de una solución. EN ESTO NOSOTROS SOMOS EXPERTOS. Trabajamos con un equipo de abogados mercantilistas que nos permite dar una solución global a su problema. SIEMPRE LEGAL y que nos da buenos resultados. 

10.- SEA LEGAL……. MI CONSEJO ES QUE RESPETE LA LEY. No compensa defraudar. 

WhatsApp chat